sin título

Quiero dormir y no soñarte,
Despertar sin angustia.
Llueven aún las palabras que has dicho "…no somos instantes, sino eternidad."
Tu nombre produce el impulso de refregarme el alma  hasta volverla pura,
como tú …como desconozco yo.
Mis marcas están,
corren como ríos que atraviesan los continentes
y de vez en cuando se inundan en desesperanza.
Si poseo algo de sabiduría hermética,
es la conciencia de que no serás la mitad ausente de mi vida.
Pero tu mirada me dice a veces
que quizás en la eternidad encontremos nuestra chance
Esta entrada fue publicada en Poetry. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s